Enseñanza Privada

Enseñanza Privada (72)

ensenanzainforma

FeSP-UGT pide a las direcciones de los colegios concertados, privados y escuelas infantiles prudencia y sensatez con la organización de la jornada de trabajo del final de curso y comienzo del próximo

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT pide a las direcciones de los colegios concertados y privados, así como de las escuelas infantiles, sensatez y prudencia tanto en la organización del trabajo en el final de este curso como en el inicio del próximo.

El curso 2019/2020 pasará a la historia como el de la pandemia sanitaria de la covid-19 y sus terribles consecuencias sanitarias tristemente vividas por el conjunto de la comunidad educativa. Pero también será recordado por las consecuencias laborales y sociales que de dicha crisis se han derivado.

Una de ellas es la gran capacidad de trabajo que han tenido los profesionales para reorganizar la labor educativa y de orientación. De la misma manera, se ha mostrado una gran flexibilidad por parte de los trabajadores encargados de la gestión administrativa y de mantenimiento de los colegios. Y todo de un día para otro.

El Sindicato de Enseñanza Privada de FeSP-UGT ve razonable que la vuelta de los trabajadores a los colegios, cuando corresponda, no conlleve la misma jornada laboral que inicialmente hubiese estado prevista. No parece razonable que se deba hacer el mismo número de horas no lectivas para cuestiones administrativas, de formación o de gestión, como si no hubiese ocurrido nada, precisamente, para no seguir cargando a quienes han soportado con jornadas larguísimas el trabajo académico y de mantenimiento de las expectativas educativas de los alumnos. De la misma manera ocurrirá con el comienzo de curso, pues todo indica que igualmente podría tener un carácter atípico.

Por ello, FeSP-UGT pide comprensión a los equipos directivos que gestionan los colegios para no incorporar a la jornada laboral horas de trabajo innecesarias, cursos de formación que inicialmente pudiesen estar programados en la normalidad anterior a la crisis sanitaria y que en estos momentos no sean necesarios, así como reuniones y asistencias a los centros que no se justifiquen de manera clara. 

El sindicato considera que hasta que se negocie y se acuerde una justa regulación del teletrabajo y la desconexión digital, como FeSP-UGT viene reivindicando, las direcciones de los centros deben tener en consideración el enorme sobreesfuerzo realizado por los trabajadores desde que se decretó el estado de alarma.

FeSP-UGT recuerda su intención de negociar lo antes posible, en el marco de los convenios colectivos de la enseñanza privada, la regulación del teletrabajo y la desconexión digital, además de todas las cuestiones afines que afecten a los trabajadores de la enseñanza.

pie

cabecera concertada

CONCENTRACIÓN HORARIA CON CONTRATO DE RELEVO

FeSP UGT Aragón solicita al Departamento la prórroga del ACUERDO DE LA MESA SECTORIAL DE LA ENSEÑANZA CONCERTADA PARA LA MEJORA DE LAS CONDICIONES LABORALES DE LOS TRABAJADORES DOCENTES DE LOS CENTROS PRIVADOS CONCERTADOS EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ARAGÓN, MEDIANTE EL FOMENTO DE LA JUBILACIÓN PARCIAL Y LA INCENTIVACIÓN DE LA CELEBRACIÓN DE CONTRATOS DE RELEVO, tal y como recoge en su Artículo 7º.2:

El presente Acuerdo podrá ser prorrogado expresamente por acuerdo de las partes, previos los trámites que resulten pertinentes.”

Nos acercamos a la fecha de finalización del mismo (31 de diciembre de 2020) y creemos que, antes de abordar el inicio de un nuevo curso escolar (que puede ser complicado) es necesario dejar cerrado este acuerdo que consideramos un ejemplo de éxito y que cumple con los objetivos para los que se firmó:  rejuvenecimiento de plantillas, mejora de las condiciones para los trabajadores en su última etapa laboral y mejorar la atención educativa en los centros.

#UGTlaFuerzadelaUnión

pie

 

FeSP-UGT suscribe con la Confederación de Autoescuelas una declaración conjunta para impulsar el diálogo ante la Covid -19

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), y las organizaciones sindicales, FeSP-UGT, FECCOO y USO, desean expresar su más sentido pésame a las familias de quienes han fallecido a causa del COVID-19, al tiempo que desean una pronta recuperación de quienes están sufriendo la enfermedad.

Asimismo, quieren agradecer el trabajo de todos los profesionales de sectores públicos y privados, por su esfuerzo, profesionalidad, solidaridad y humanidad, arriesgando su propia salud, así como también agra- decer el esfuerzo de las empresas de servicios esenciales, que están ayudando a paliar y a superar los efectos nocivos de esta pandemia.

Las organizaciones antes citadas, que ostentan la representación de los trabajadores/as y de las empre- sas del sector de las escuelas particulares de conductores de España, formando parte de la mesa nego- ciadora del XXIII Convenio Colectivo de Autoescuelas, urgen a continuar impulsando el diálogo en el marco de la negociación colectiva como instrumento catalizador y unificador de intereses que contribuye a la mejora económica y social del sector.

Con esta declaración queremos trasladar, en primer lugar, que la reanudación de la actividad de las autoescuelas, debe de ser global para el conjunto de tareas que desarrollan, no pudiendo parcializar- se las mismas, so pena de poner aún más en riesgo el futuro de las empresas y del empleo en nuestro segmento de actividad. Los interlocutores sociales deben poder tener a su alcance de manera extraordinaria, y por tiempo excepcional, la posibilidad de establecer determinadas condiciones de acceso al trabajo, favoreciendo que, a través de estas, de forma ágil y flexible, se contribuya al mantenimiento del empleo estable en este sector.

Ratificamos la importancia de mantener la actividad desarrollada por las autoescuelas, ynosemplazamos a abordar aquellos cambios que sean necesarios, en un momento tan crítico como el actual, para garantizar la subsistencia de las mismas, con un firme compromiso por el mantenimiento del emple

Somos y seremos un sector de actividad seguro, que participa de manera fundamental en el desa- rrollo económico del país. Ahora, más que nunca, la seguridad de los trabajadores de las empresas de autoescuela y de sus alumnos es la primera preocupación de CNAE, que es compartida con los acto- res sociales del sector. Tanto es así, que entre todos hemos creado y consensuado el “Protocolo COVID-19” para autoescuelas, como documento de referencia de medidas de protección y seguridad en nuestra actividad.

Se valora la necesidad de solicitar a las Administraciones públicas, distintas medidas de apoyo eco- nómico, entre otras, la posibilidad de contar con ayudas específicas  del  fondo  de  emergencia  de  la  UE, como sistema para garantizar la capacidad de poder adquisitivo de los trabajadores y la continuidad de las empresas del sector, incluidas ayudas para el pago de alquileres de locales e instalaciones. Además, proponemos reactivar la actividad con ayudas de financiación a los ciudadanos para la obtención del permiso de conducir.

Se instan a los poderes públicos, al desarrollo y mantenimiento en el tiempo de las medidas actuales y de aquellas futuras que tengan que venir para conseguir una salida progresiva y lo menos traumática posible de la inactividad provocada por el Estado de Alarma decretado con motivo de la pandemia.

CNAE y las organizaciones sindicales (UGT, CCOO y USO) se comprometen a mantener reuniones periódicas de seguimiento para analizar la situación del sector y de sus trabajadores en al ámbito del COVID 19.

 FeSP-UGT exige las máximas garantías de seguridad en el sector de autoescuelas

FeSP-UGT, sindicato mayoritario en el sector de autoescuelas, defiende que se introduzcan los cambios necesarios en este sector para que, cuando se retome la actividad, los trabajadores lo puedan hacer con las máximas garantías para su salud. 

En este sentido, el sindicato pondrá al servicio del sector sus conocimientos en materia de salud laboral para garantizar que la vuelta al trabajo, cuando proceda, se haga de forma segura. De la misma manera, exigirá a los empresarios que extremen todas las precauciones y que adopten las medidas organizativas necesarias para garantizar que el retorno al trabajo por la crisis de la COVID-19 sea en condiciones de salud para los trabajadores y sus familiares.

En otro orden de cosas, el sector de Autoescuelas de FeSP-UGT sigue expectante la evolución de la crisis sanitaria para poder continuar con el normal desarrollo de la negociación del nuevo convenio colectivo, que se había iniciado con una expectativa de cambios estructurales para el sector y que quedó interrumpido por la alerta sanitaria.

El sector, actualmente con un porcentaje superior al 75% de sus trabajadores en situación de afectados por ERTES, requiere reformas en el convenio colectivo de manera urgente, ya que, en esta situación de crisis sanitaria, se han puesto en evidencia las propias debilidades del sector.

Por esta razón, FeSP-UGT insiste en su compromiso de incrementar de manera clara la base reguladora de los salarios de los trabajadores en el nuevo convenio colectivo y de reestructurar todos aquellos aspectos detectados que impiden tener estabilidad en los momentos complicados, como por ejemplo el que estamos viviendo con la crisis del coronavirus.

Por tanto, FeSP-UGT pondrá todos los recursos a su alcance para garantizar que la vuelta al trabajo se realice de forma segura y para modificar el convenio colectivo en los términos deseados por sus trabajadores.

FeSP-UGT muestra su preocupación por el futuro laboral de 80.000 trabajadores de la Enseñanza Privada

 

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) traslada la intranquilidad sobre el futuro laboral al que están sometidos al menos 80.000 trabajadores de distintos ámbitos de la enseñanza privada.

Aproximadamente 25.000 trabajadoras y trabajadores de la Educación Infantil pública de gestión indirecta siguen expectantes ante la nueva regulación laboral para los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTE) que se van a aprobar hoy en el Consejo de Ministros. Las medidas laborales y de seguridad social, de carácter temporal y excepcional parece que podrán tener un carácter garantista para la estabilidad laboral de las trabajadoras del sector.

Peor suerte pueden correr al menos 8.000 trabajadores de la enseñanza no reglada. La enseñanza no reglada, el sector más precario de la enseñanza privada, cuenta con aproximadamente 45.000 trabajadores en toda España, de los cuales un 65 % de ellos tienen un contrato a tiempo parcial. Igualmente, un 60 % tienen un contrato temporal. Esto, sumado a unos bajos salarios, parece conllevar que podría haber despidos para adelgazar las ya de por sí menguadas plantillas existentes. FeSP-UGT perseguirá dichas prácticas cuando existen otras de carácter temporal que garantizan el empleo una vez superado el periodo extraordinario de alarma sanitaria.

Especial mención requiere la situación de las escuelas infantiles privadas más pequeñas, pues, a la situación límite que estaban viviendo, esta situación de parón laboral por la emergencia sanitaria del coronavirus puede suponer el cierre de un porcentaje importante de ellas (cerca de un 20 %), aún mayor del que se venía produciendo a lo largo de este curso escolar.

En otros sectores de la enseñanza privada se está utilizando el ERTE como solución en proporciones menores: sector de autoescuelas, enseñanzas especializadas de escuelas de peluquería y música, colegios mayores y universidades privadas. Entre todos estos colectivos la previsión es de unas 3.000 personas.

FeSP-UGT sigue apostando por la estabilidad y la utilización de los mecanismos establecidos en la ley para que el empleo y los salarios no se resientan ante la situación extraordinaria que estamos viviendo.

En estos momentos, en los que en el contexto de la actual crisis del coronavirus, el fomento del teletrabajo se ha consagrado como la mejor fórmula para el mantenimiento de la actividad docente y ha encontrado en la buena disposición del profesorado desde su domicilio la clave del éxito en el seguimiento de las clases para los alumnos, FeSP-UGT recuerda que lleva cinco años pidiendo la regularización del teletrabajo, la desconexión digital, el trabajo online y el trabajo a distancia en los principales convenios colectivos de ámbito estatal en la Enseñanza Privada.

FeSP-UGT lamenta que su sistemática petición nunca haya tenido el suficiente apoyo, y por tanto no haya sido tenida en consideración, excepto en el VIII Convenio colectivo nacional de universidades privadas, centros universitarios privados y centros de formación de posgraduados, convenio colectivo en el que sí que se ha conseguido una regulación específica para las universidades online.

FeSP-UGT habría deseado que tal materia de trabajo, insistentemente propuesta por el sindicato, hubiese sido objeto prioritario de debate en la mesa técnica sobre la jornada en el convenio de Concertada y, de esta manera, en estos momentos extraordinarios que estamos viviendo, la regulación y ordenación laboral en las condiciones laborales desde su domicilio de los trabajadores de la Enseñanza Concertada estarían debidamente integradas en el convenio colectivo.

Asimismo, FeSP-UGT lamenta que tampoco se haya tenido en consideración esta propuesta en la regulación del X Convenio de centros de Enseñanza Privada sin ningún nivel concertado o subvencionado; en el VIII Convenio colectivo de Enseñanza No Reglada -que cuenta con tanto trabajo online en su ámbito funcional-; en el VI Convenio colectivo estatal para los Centros de Peluquería y Estética, de Enseñanzas Musicales y de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, o en el XIII Convenio colectivo para los Centros de Educación universitaria e Investigación.

La actual crisis del coronavirus supone una paradoja en este sentido. Se fomenta el teletrabajo cuando ni la mayoría de los colegios y empresas del sector de la Enseñanza Privada, ni las personas trabajadoras del sector, han recibido una capacitacion tecnológica que les permita hacer frente a situaciones ordinarias o extraordinarias de teletrabajo.

Nadie podía imaginar esta lamentable situación excepcional que estamos viviendo, pero no es menos cierto que con una adecuada regulación laboral previa en la negociación de los convenios colectivos, como la que FeSP-UGT viene defendiendo en los últimos años, el sector habría estado más preparado para afrontarlo.

Por otra parte, las largas jornadas laborales y la falta de sensibilización sobre la materia explican, en gran medida, las dificultades que los trabajadores están viviendo en estos momentos. Según el último barómetro de Eurostat, un 34% de las personas trabajadoras no se forma en esta materia por falta de tiempo y un 23% no lo considera necesario. Y en la Enseñanza Privada ocurre exactamente igual que en el resto de sectores.

Tiempos de trabajo, desconexión digital, horarios de conexión, plataformas reguladas, dotación de medios técnicos y formativos para el profesorado y control de las responsabilidades y de los medios corporativos para no utilizar los propios son algunas de las propuestas que el Sindicato de Enseñanza Privada de FeSP-UGT viene exponiendo en la negociación colectiva. Y todo ello sin encontrar el suficiente apoyo. Para FeSP-UGT, hay que reaccionar de manera urgente ante esta situación para no quedarse atrás y poder ofrecer el mejor servicio público a nuestros alumnos.

Cuando finalice la situación excepcional provocada por el coronavirus, FeSP-UGT propondrá al resto de organizaciones sindicales y patronales de los distintos convenios colectivos de la enseñanza privada su propuesta de regulación para que, en adelante, tanto las situaciones sobrevenidas como las que estamos viviendo por la crisis del coronavirus, o como las ordinarias que se producen desde la normalidad del curso escolar, tengan un tratamiento laboral adecuado.

17 marzo 2020

Resultado de imagen de VALENTIA ATADES

El día 19 de Febrero se celebraron las Elecciones Sindicales al Comité de empresa en Valentia Huesca.
Con una plantilla de 419 trabajador@s y un 62% de porcentaje de voto, La Federación de empleados de Servicios Públicos de UGT ha conseguido la mayoría tanto en el colegio de Técnicos como en el de Especialistas, obteniendo así 6 de los 13 delegados que conforman dicho Comité.
UGT con estos resultados, se consolida pues, como el sindicato mayoritario en el sector de la discapacidad, en la provincia de Huesca.

Reunión de la Comisión Negociadora del Convenio de Educación Infantil

 

El pasado 24 de febrero tuvo lugar una reunión de la comisión negociadora del XII Convenio Colectivo de Ámbito Estatal de centros de asistencia y Educación Infantil. En dicha reunión se alcanzó un acuerdo entre los firmantes del mismo para cambiar el grupo de cotización de las educadoras, pasando a formar parte del grupo de cotización 3, en lugar del 4 que tenían hasta este momento.

Otro de los objetivos de la reunión era abordar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 2020, en cumplimiento de lo dispuesto en la Disposición Final cuarta del convenio colectivo y de manera especial el salario de las educadoras infantiles.

FeSP-UGT se posicionó en dicha reunión ante la necesidad de firmar una subida salarial para las educadoras con el objeto de distinguir sus competencias, responsabilidad y cualificación inicial de las mismas. A raíz de la publicación del nuevo SMI para 2020, consideramos fundamental una subida salarial para las educadoras cuyas tablas en salario base han quedado por debajo de los 950€ mensuales. FeSP-UGT apostó por llegar a los 1000€ mensuales en consonancia con las directrices de lo que establece nuestra confederación.

Ante la negativa de las patronales a aceptar estas cantidades, no hubo acuerdo en materia salarial y por tanto tendremos que seguir negociando esta subida salarial. FeSP-UGT seguirá reivindicando un salario justo para las educadoras que aumente el diferencial con la reciente subida del Salario Mínimo Interprofesional.

Aprovechamos esta información para recordar que, mientras seguimos tratando de conseguir este propósito, queremos hacer hincapié en que el Complemento de Desarrollo y Perfeccionamiento Profesional (CPP) es un complemento de naturaleza no absorbible ni compensable durante la vigencia de dicho convenio (art. 59).