May 29 2019

La presión sindical y social serán decisivas en la nueva legislatura europea

Buena participación en las elecciones europeas que configura un Parlamento Europeo más inestable


Las elecciones europeas celebradas durante la semana pasada en los distintos países de la Unión Europea, y concluidas el pasado domingo 26 de mayo, arrojan –como primera valoración a tener en cuenta- un incremento de la participación electoral que no se producía desde hace veinte años. Éste es el resultado de las controversias suscitadas en relación a temas que han ido mucho más allá de la dinámica aparentemente distante y burocrática de las instituciones comunitarias: el protagonismo de las instituciones de Bruselas durante la crisis económica; el brexit; la negociación oscurantista de tratados comerciales como el TTIP y el CETA; y con singular relevancia, el fenómeno migratorio, la llegada de refugiados desde zonas en guerra.

La indudable relevancia política de algunos de esos temas y sus efectos sobre el proyecto político comunitario ha movilizado al electorado europeo y configurado una Eurocámara en la que, en principio, la estabilidad política acostumbrada, y que tanto gustaba a las instituciones comunitarias, parece menos factible. UGT considera extremadamente preocupante la entrada de la extrema derecha y confía en que España juegue un papel más relevante en la UE que el que ha tenido en otras épocas, ya que los próximos cuatro años de legislatura europea serán determinantes para definir el futuro del proyecto europeo y la dimensión política y social del mismo.

UGT redoblará sus esfuerzos para movilizar e influir en la toma de decisiones ya que considera imprescindible la implicación de las organizaciones sindicales europeas en la defensa de una Europa enfrentada a los grandes retos de futuro (cambio climático, digitalización, cambios geopolíticos) al mismo tiempo en que ganan terreno los detractores de la UE, especialmente en lo relativo a su componente democrática, ética, pacífica, igualitaria, y social. Los derechos y las libertades de los trabajadores y trabajadoras europeos estarán directamente afectados por la evolución de la política europea en los próximos años, y nos corresponde sumar fuerzas para defender la Europa Social.  


Ver comunicado completo 

Visto 31 veces