Feb 15 2018

Pese a que tanto hombres como mujeres pueden experimentar violencia y acoso en el mundo del trabajo, el estatus y las relaciones de poder desiguales en la sociedad y en el trabajo hacen que muchas veces la mujer resulte más expuesta a la violencia y el acoso. La violencia contra la mujer crea desigualdad, afectando el bienestar de las generaciones actuales y futuras. La violencia y su amenaza privan a las mujeres de sus derechos humanos básicos.

¡Actualmente no hay ninguna ley internacional  que aborde las distintas formas de violencia de género en el lugar de trabajo!

Un Convenio y una Recomendación de la OIT enviarían un mensaje firme de que la violencia NO forma parte del trabajo. Ayudaría a dar voz a los trabajadores/as para oponerse a la violencia de género, y para negociar convenios colectivos que aborden el problema de la VdG. Ayudaría a que trabajadores y empleadores se pongan de acuerdo para adoptar políticas destinadas a prevenir y eliminar la VdG en el lugar de trabajo. Empoderaría a las trabajadoras para emprender acciones.

Para la ISP, poner fin a la violencia contra las mujeres es una prioridad. En el Congreso de la ISP en noviembre pasado, los líderes sindicales, se comprometieron a poner fin a la violencia contra las mujeres, incluyendo apoyar activamente las campañas contra la violencia de género y lograr la igualdad de género en el hogar, el lugar de trabajo, la comunidad, la economía y todas las instituciones. ¡No es demasiado tarde para firmar la promesa!

La ISP apoya la campaña de la CSI a favor de esta nueva norma internacional del trabajo e invita a todos los sindicatos afiliados a unirse a la campaña. Su movilización, organización y presión es crítica para construir y asegurarse de que los gobiernos apoyen un Convenio y Recomendación de la OIT en la Conferencia de la OIT de Junio 2018.

El llamamiento a la acción empieza el 14 de febrero, conocido como “V-Day” (un movimiento mundial de activistas encabezado por “One Billion Rising’’ para acabar con la violencia contra las mujeres y las menores) y culmina el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer.

Únanse al One Billion rising el 14 de febrero en Solidaridad para poner fin a la explotación de las mujeres.  Vean la lista de eventos programados en su país: http://www.onebillionrising.org/events  - los Twitter hashtags relacionados con el V-day son #RiseInsolidarity y #rise4revolution además del #VDay y #1BillionRising.

Feb 15 2018

Los sindicatos de Función Pública mantendrán reuniones de trabajo con la secretaría de Estado durante todo el mes de febrero, para intentar cerrar un acuerdo.

Montoro se ha comprometido a no abandonar la negociación y a que, si alcanza un acuerdo con los sindicatos, este se respetará, haya nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) o se prorroguen los de 2017. El secretario general de FESP-UGT, Julio Lacuerda, ha advertido de que no debe volver a suceder lo que ocurrió durante las negociaciones del mes de septiembre, cuando el Gobierno decidió de la noche a la mañana no llevar a las Cortes el anteproyecto de PGE. "Si nos sentamos a negociar es porque, con presupuestos o con prórroga, lo que acordemos -si es que acordamos- será respetado por el Gobierno", ha precisado.

Para Julio Lacuerda, Secretario General de FeSP-UGT, el Gobierno quiere y necesita acuerdos, pero han sido los sindicatos los que le han puesto los límites. Unos límites que pasan por la recuperación del poder adquisitivo y la reversión de las decisiones unilaterales adoptadas por el Ejecutivo en materia de derechos, como las relacionadas con la jornada laboral, la Incapacidad Transitoria o la jubilación parcial, entre otras. "Si no se revierten estos recortes, no podrá haber acuerdo", ha añadido el secretario general de FeSP-UGT.

En la última reunión celebrada en septiembre, el Ministerio presentó una propuesta que planteaba una subida salarial del 1,5% para 2018, del 1,75% para 2019 y del 2% para 2020, además de una parte variable ligada a la evolución de la economía que, si se cumplían las previsiones de crecimiento del Gobierno, supondría un 0,25% en 2018, un 0,5% en 2019 y otro 0,5% en 2020. UGT considera esas cifras un punto de partida para la nueva negociación.

El sindicato también defiende el retorno a las 35 horas, negociadas en el ámbito de la comunidad autónoma. Esa medida, hacia la que el propio ministro ha mostrado una mayor flexibilidad en las últimas semanas, permitiría crear nuevos puestos de trabajo. En Andalucía, por ejemplo, una comunidad que había implantado la jornada de 35 horas hasta su anulación por el Tribunal Constitucional, esa reducción horaria podría crear, según cálculos de UGT, cerca de 15.000 nuevos empleos, una cifra similar a la que se prevé en Madrid. En otras como Baleares rondarían los 1.600, y en La Rioja se calcula que podrían crearse alrededor de 500 nuevos puestos.

Otra de las cuestiones que plantea UGT es que todos los empleados públicos perciban el 100% de su salario en los casos de incapacidad temporal, para así evitar desigualdades injustificadas entre los trabajadores. En la actualidad, y tras diversas negociaciones, hay una parte que ya se ha podido recuperar, pero la reivindicación de UGT es que se haga de forma completa y que no haya diferencias entre comunidades autónomas, Ayuntamiento y la Administración General del Estado (AGE). También ha reclamado fondos adicionales para la AGE.

Feb 13 2018
Все самое интересное на сайте: http://stroi-rukami.ru http://hold-house.ru http://samodelkami.ruhttp://samodelkinov.ru http://pro-nedvijimosti.ruhttp://sdelaisebe.ru http://investment-money.ru http://grand-construction.ruGo to top of pagehttp://build-dwelling.ru http://mending-house.ru http://grand-builder.ruhttp://poleznii.ruGo to top of page http://samodelnii.ru http://samodelnaya.ru http://lavandamd.ru

La reforma laboral del Gobierno ha aumentado la precariedad y ha hundido los salarios

 

La reforma laboral del Gobierno ha aumentado la precariedad y ha hundido los salarios
 
  • ​Se ha extendido el contrato temporal, el tiempo parcial involuntario y los contratos de muy corta duración
  • La reforma ha hundido los salarios. Los trabajadores han perdido siete puntos de poder de compra desde 2009
  • En este contexto de inestabilidad en el empleo, han emergido nuevas modalidades de precariedad laboral como son las empresas multiservicios
  • UGT reclama un plan de choque por el empleo que genere trabajos y salarios de calidad y que acabe con los altos niveles de pobreza y desigualdad que genera entre los trabajadores

La Unión General de Trabajadores denuncia que la reforma laboral del Gobierno, que este 10 de febrero cumple seis años, ha generado un impacto muy negativo sobre el empleo y sobre las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores de este país.

De esta forma, sus consecuencias más dañinas se han centrado en el desequilibrio que ha producido en las relaciones laborales, al primar los convenios de empresa frente a los sectoriales; en las condiciones de trabajo que ha generado para que aumente la precariedad en el empleo; en el hundimiento que ha producido en los salarios; y en el aumento de los niveles de pobreza y desigualdad entre los trabajadores.

Para el sindicato, la reforma ha provocado un cambio estructural a peor en el mercado laboral, al fomentar el empleo de mala calidad, precario y de baja productividad. Un empleo que genera poca riqueza y que no permite una calidad de vida digna para las familias de nuestro país.

Una precariedad que se sustenta en altos niveles de temporalidad. Desde su entrada en vigor, prácticamente dos de cada tres empleos creados han sido de carácter temporal, y la tasa de temporalidad ha escalado hasta el 26,7% en 2017, la más alta desde 2008. De esta forma, el peso de la contratación indefinida sobre el total sigue siendo bajísimo, solo 9 de cada 100 contratos realizados, y solo 4 de cada 100 son indefinidos a tiempo completo. El 91% de los contratos que se realizan son temporales y, de ellos, el 80% se realiza mediante la modalidad de obra y servicio o eventuales por circunstancias de la producción.  

Pero, además, la precariedad se extiende también a través del aumento del empleo a tiempo parcial involuntario (el 57,3% es de este tipo); del incremento de los contratos de muy corta duración (uno de cada cuatro dura menos de siete días); y del contrato de apoyo a emprendedores, que ha pasado de representar el 5,4% del total de la contratación indefinida en 2012 al 12,8% en 2017, y que en el fondo supone un contrato de un año sin indemnización a la finalización del mismo.

UGT denuncia que, en este contexto de inestabilidad laboral, han surgido además nuevas formas de trabajo que están generando condiciones muy perniciosas para los trabajadores, como son las empresas multiservicios, que están burlando las garantías mínimas que establecen los convenios colectivos de sector y están promoviendo empleos en condiciones laborales y salariales penosas.

El impacto más visible de la reforma laboral es la caída sin precedentes de los salarios

La reforma laboral del Gobierno ha provocado una caída de los salarios sin precedentes en nuestra historia democrática, debido al perverso efecto de los cambios que introdujo de manera unilateral en la negociación colectiva, otorgando un poder desmesurado a las empresas.

De esta forma, ha crecido el PIB un 3,1% en 2017, las empresas llevan varios años aumentando de manera muy generalizada sus beneficios y los salarios han vuelto a perder poder adquisitivo en dos puntos porcentuales. Una devaluación salarial que se cuantifica ya en más de siete puntos desde 2009. En este sentido, de 2008 a 2016 las rentas de los asalariados han caído en 26.900 millones de euros, mientras que el excedente empresarial ha crecido en 5.900 millones. Además, el 32,75% de los asalariados tenían ingresos equivalentes o inferiores al Salario Mínimo Inteprofesional (SMI) en 2016, según la Agencia Tributaria, lo que supone un total de 4.380.000 trabajadores.

La Unión General de Trabajadores denuncia que han sido los trabajadores y trabajadoras con menores rentas los que han sufrido, en mayor medida, la caída de los salarios. El 10% de trabajadores con menores retribuciones ha visto cómo sus salarios reales (una vez descontando el impacto de los precios) han caído de 2009 a 2016 un 13,8%; el segundo 10% que menos gana ha perdido un 9,6%; y el tercero un 7,7%. Han sido los trabajadores y trabajadoras con menos ingresos los que han sufrido el mayor ajuste, contribuyendo a generar un incremento de los niveles de pobreza, desigualdad y exclusión social.

Por todo ello, el sindicato reclama un plan de choque por el empleo que genere trabajos y salarios de calidad y con derechos y que acabe con la inaceptable figura del trabajador pobre que está consolidando la política de este Gobierno. Un trabajador que, aun teniendo un empleo, sigue por debajo de los niveles de pobreza en nuestro país. En 2017, el 14,1% de los ocupados está en riesgo de pobreza, 2,5 puntos porcentuales más que en 2011, situando a España en el tercer país de la Unión Europea con mayor porcentaje de trabajadores pobres, solo por detrás de Rumanía y Grecia.

Feb 12 2018

UGT gana las Elecciones Sindicales en la DPH

dphEl día 08 de febrero se celebraron las Elecciones Sindicales en la Diputación Provincial de Huesca (Laborales y Funcionarios).

Con una participación del 70% del total de los trabajadores, la Federación de empleados y empleadas de los Servicios Públicos (FeSP-UGT) ha ganado las elecciones: obteniendo el único delegado en personal laboral. En funcionarios ha conseguido doblar su representación, respecto a las anteriores elecciones del 2013, pasando de 3 a 6 delegados de los 9 que componen la Junta de Personal, obteniendo así la mayoría absoluta en la misma.