Abr 16 2018

4ad7cbbb-b55d-4465-9ed8-29cbb93ae0d6

La ciudadanía reclama en las calles #PensionesDignas

UGT no parará hasta se revaloricen las pensiones con el IPC

Cientos de miles de ciudadanos han participado esta mañana en el centenar de concentraciones y manifestaciones convocadas en todo el país para exigir pensiones dignas, la revalorización de las pensiones conforme al IPC, la defensa del Sistema Público de Pensiones y contra la subida de miseria decretada por el Gobierno del 0,25%, como ha venido haciendo desde 2014.

Una movilización "de todos, jóvenes y mayores, para derogar la reforma del 2013, que contiene el factor de sostenibilidad que rebaja las futuras pensiones un 30%", ha afirmado el Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, durante la multitudinaria manifestación de Madrid.

"Los jóvenes y los futuros pensionistas tienen que ganar esta batalla", ha señalado. "El Gobierno tiene que decir claramente cómo va a afectar a los pensionistas en 2019 su reforma.  Los pensionistas actuales saben que solo tendrán algún regalo si hay grandes movilizaciones o si hay algunas elecciones en perspectiva, de lo contrario el Gobierno aplicará siempre el 0,25%".

Por ello, ha recordado que el "objetivo prioritario" tiene que ser "derogar la reforma de 2013, además de avanzar en una negociación que acabe con los gastos que paga la Seguridad Social que no le corresponden (subvenciones a las empresas, pensiones no contributivas, gastos del sistema, etc.). Hay motivos de sobra para estas movilizaciones".

En este sentido, Pepe Álvarez ha manifestado que "ésta es una lucha que no vamos a dejar hasta que ganemos. La ciudadanía de este país tiene el compromiso de los sindicatos de que solo vamos a parar cuando el Gobierno derogue la reforma y haya una renovación del Pacto de Toledo que asegure el sistema de pensiones en nuestro país".

Rescatar a las personas

El Secretario General de UGT ha considerado que "es hora de rescatar a las personas. Si hay dinero para rescatar autopistas o bancos tiene que haber dinero para subir las pensiones, de acuerdo, al menos, al IPC. No es posible que, en un país cuya economía crece año tras año por encima del 3% del PIB, cuando las empresas tienen cada vez más beneficios, mientras las retribuciones de los consejeros y los altos directivos crecen, y los precios de los servicios, la energía y los alimentos aumentan, el Gobierno decrete subidas de las pensiones del 0,25%, es decir, 1,61€ al mes más para la mayoría de los pensionistas, que cobran 645 euros, y mientras un tercio de los pensionistas está por debajo del umbral de la pobreza".

En este sentido, ha considerado que "el Gobierno tiene que ser consciente de que la mayoría de los ciudadanos no están dispuestos a que les quiten su pensión. No hay atajos. Las medidas contenidas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 son discriminatorias y electoralistas. No se puede bajar los impuestos para subir las pensiones de los más ricos, no se puede sólo hablar de subidas parciales, tiene que haber una subida general y, además, resulta imprescindible que el Ejecutivo suba las pensiones más bajas, de tal manera que podamos alcanzar lo mil euros como pensión mínima en los próximos años". 

Además, "no hay un problema de gasto, como dicen. España no gasta mucho en pensiones. De hecho, países como Alemania, Francia e Italia gastan más en proporción al PIB. No hay ninguna razón para no revalorizar las pensiones. Esta lucha la va a ganar la población de este país", ha afirmado.

Para Álvarez, estas manifestaciones demuestran que, "una vez más, la sociedad está exigiendo al Gobierno un modelo público de pensiones eficaz, eficiente y viable, algo que resulta incompatible con la reforma que el Partido Popular aprobó en solitario en 2013".

No pararemos hasta que se revaloricen las pensiones

Pepe Álvarez ha llamado a toda la ciudadanía a movilizarse por las pensiones. "Los que quieren que este proceso acabe pretenden dividir, pero no es positivo. Que sumen las movilizaciones de esta semana, las de ayer, hoy y mañana. Este debe ser un proceso de confluencia, respetando lo que representa cada uno".

"Queremos sumar con estos movimientos. El Gobierno sabe que tenemos muchos años de lucha y no vamos a cejar. Hay movimientos que se pasean por La Moncloa y salen sonriendo, nosotros no vamos a sonreír. Mientras no se deroguen las reformas de 2013 y consigamos un acuerdo que haga viable las pensiones en un futuro no cejaremos". ​

En este sentido, ha anunciado que durante las movilizaciones del Primero de Mayo, las pensiones van a constituir un punto central para UGT, que va a continuar reclamando la revalorización de las mismas. "Esta lucha continua el Primero de Mayo, tenemos que llenar las calles ese día para decirles que somos más y tenemos razón. Nunca como hoy ha sido tan importante UGT para cambiar las politicas en este país". ​

05f12838-bbab-4a7e-a306-82bebdbe5786

Abr 13 2018

El secretario general de FesP UGT participa en una asamblea en Zaragoza

Un total de 92.000 empleados públicos de Aragón podrán beneficiarse del Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo

Los secretarios generales de la Federación de Empleadas y Empleados Públicos de UGT y UGT Aragón, Julio Lacuerda y Alicia Hérnandez han explicado esta mañana en una Asamblea la sede de UGT Aragón en Zaragoza el II Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo, firmado en el mes de marzo entre los sindicatos mayoritarios de sector y el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

Para Julio Lacuerda, el acuerdo que en Aragón afectaría a 92.000 personas, "genera empleo de calidad, restituye derechos, incrementa los salarios y recupera el poder adquisitivo de los empleados públicos" quienes fueron de "los primeros" en sufrir la crisis económica-financiera a través devaluaciones y congelaciones salariales, retiradas de pagas o  el recorte de la financiación de los servicios públicos básicos. En su opinión es también un punto de partida del "reconocimiento del esfuerzo personal y colectivo" a los trabajadores, que a pesar de los recortes han seguido garantizando derechos de ciudadanía.

En una rueda de prensa ofrecida esta mañana ha valorado el  contenido del acuerdo, que entre otros puntos contempla la estabilización del empleo, mejorando el suscrito en 2017, y en el que se "universaliza" la totalidad de los puestos estructurales y presupuestados ocupados de mantera interina y eventual y se establece el compromiso de una Oferta de Empleo Público, que por primera vez, en una década generara empleo público neto en el país. Sobre la tasa de reposición, no se ha conseguido su supresión, pero sí que desaparezca prácticamente en algunas administraciones. En este sentido, el secretario general de FeSP UGT ha criticado la elevada tasa de temporalidad del sector público,que en Aragón es una de las más altas - supone el 35%- y donde sectores como la sanidad (49,5 %)% y la educación (38%), encabezan el ranking.

En cuanto a condiciones laborales, recoge aspectos de organización de plantillas, jornada laboral y que las administraciones locales y autonómicas recuperen capacidad autoorganizativa. En materia salarial, el acuerdo de carácter plurianual, garantiza que no se pierda poder adquisitivo y el aumento de los salarios, de entre 3, 5 y 5,30 %, en una banda que alcanza hasta el 8%.

 
Abr 13 2018

33

Las movilizaciones convocadas hoy por FESP-UGT y CCOO para desbloquear el convenio  del sector de Atención a Personas con Discapacidad han resultado un éxito. Miles de personas han secundado en toda España las protestas con las que se quiere obligar a la patronal a iniciar un proceso negociador real, que aborde las necesidades de empleo, la recuperación de derechos laborales, la conciliación laboral y familiar y las mejoras salariales de un colectivo formado por más de 220.000 empleadas y empleados, en su mayoría mujeres, que desempeñan sus funciones laborales en centros especiales de empleo, centros de atención especializada y centros educativos, en cerca de 4.000 empresas repartidas por todo el país.

FeSP-UGT y CCOO han querido denunciar la actitud inmovilista de las patronales del sector y la falta de respuesta a las propuestas planteadas en el XV Convenio Colectivo de Atención a Personas con Discapacidad, que, tras un año de iniciadas las negociaciones, se encuentra en punto muerto ante los discursos caducos defendidos por las patronales del sector.

Los dos sindicatos denuncian que la dignidad de estos profesionales no se ve reflejada en sus condiciones de trabajo ni en sus retribuciones, que han sufrido importantes pérdidas de poder adquisitivo. La precariedad laboral, además, no solo tiene efectos en las trabajadoras y trabajadores, sino que también incide de manera directa en la calidad del servicio público que reciben las personas usuarias y sus familias.

Los y las profesionales del sector no estamos dispuestos a seguir asumiendo los costes de una “crisis” que los trabajadores no generamos y que las patronales, en complicidad con las Administraciones, parecen estar en disposición de seguir perpetuando.

El sector de Discapacidad denuncia su precariedad laboral

Abr 09 2018

El sector de Discapacidad denuncia su precariedad laboral

FeSP-UGT y CCOO convocan mañana, día 10, movilizaciones en todo el territorio nacional para forzar a la patronal a iniciar un proceso negociador real que aborde las necesidades de empleo, la recuperación de derechos laborales, la conciliación laboral y familiar y las mejoras salariales.

Trabajadoras y trabajadores del sector de Atención a Personas con Discapacidad saldrán mañana a la calle para denunciar la precariedad laboral que vienen sufriendo desde hace años convocados por CCOO y FeSP-UGT. El colectivo, formado por más de 221.058 empleadas y empleados, en su mayoría mujeres, desempeña sus funciones laborales en centros especiales de empleo, centros de atención especializada y centros educativos, en cerca de 4.000 empresas repartidas por todo el Estado.

CCOO y FeSP-UGT denuncian que la dignidad de estos profesionales no se ve reflejada en sus condiciones de trabajo ni en sus retribuciones, que han sufrido importantes pérdidas de poder adquisitivo. Además, subrayan que la precariedad laboral no solo tiene efectos en las trabajadoras y trabajadores, sino que también incide de manera directa en la calidad del servicio público que reciben las personas usuarias y sus familias. 
Los sindicatos denuncian la actitud inmovilista de las patronales del sector y la falta de respuesta a las propuestas planteadas en el XV Convenio Colectivo de Atención a Personas con Discapacidad, que, tras un año de iniciadas las negociaciones, se encuentra en punto muerto ante los discursos caducos defendidos por las patronales del sector.

FeSP-UGT y CCOO unen esfuerzos y llaman a la movilización del conjunto de trabajadoras, trabajadores, personas usuarias y familiares, para que este 10 de abril se concentren en defensa de unas condiciones laborales dignas que sin duda se verán reflejadas en una mejora de la calidad del servicio.

DiscapacidadMovilizacion2018CCOOUGT