Feb 25 2019

En Igualdad, las cosas claras

En tiempos tan políticamente convulsos como los actuales el 8 de marzo se convierte en una fecha decisiva para manifestar nuestra voluntad de seguir avanzando en la igualdad. No es la primera vez en la historia que tras avances decisivos, se pugna por volver a etapas anteriores, cuestionando derechos consolidados con argumentos basados en informaciones o datos erróneos. Informaciones que repetidas hasta la saciedad terminan convirtiéndose en afirmaciones que se dan por ciertas. Las consecuencias de este tipo de campañas de desacreditación pueden llegar a tener consecuencias dramáticas. Porque hay asuntos de tanta gravedad, como la violencia machista, que como sociedad no solo, no podemos permitirnos cuestionar, sino que exigen el compromiso del conjunto de la ciudadanía para evitar que ninguna mujer o sus hijos vivan con el temor de ser asesinadas.

Este 8 de marzo desde FeSP UGT en el marco de la convocatoria de UGT vamos a parar. Vamos a llenar las calles con un mensaje claro para manifestar nuestra voluntad de seguir trabajando en la conquista de la igualdad entre mujeres y hombres. Porque aunque algunos lo nieguen los datos nos muestran que  sigue existiendo una brecha salarial que repercute directamente en miles de trabajadoras. Por qué las mujeres siguen encontrando obstáculos para ocupar los puestos de dirección en las empresas y administraciones públicas. Los cuidados siguen siendo una responsabilidad de las mujeres que trabajan dentro y fuera del hogar, como es el caso de más de 250.000 empleadas en la ayuda a domicilio y residencias que viven con una precariedad extrema. Porque sigue existiendo una segregación por género en muchas ocupaciones y las medidas de conciliación recaen mayoritariamente en las mujeres que para atender a sus familiares tienen que reducir su jornada laboral o pedir excedencias. Y porque el acoso sexual o por razón de sexo está presente en los lugares de trabajo.

Estas y mil razones más son las que nos mueven para parar el 8 de marzo por segundo año consecutivo. Y para seguir trabajando los 365 años del año. Porque para que la igualdad sea realidad es necesario más que palabras. Necesitamos Servicios Públicos de calidad que atiendan a todas las personas. Es fundamental dotarnos de una ley de igualdad salarial. El desarrollo de la Ley Efectiva entre mujeres y hombres aprobada en el año 2007. Que los servicios que atienden a las víctimas de violencia de género sean de titularidad pública. Necesitamos escuelas infantiles de 0 a 3 años gratuitas. Y revertir los recortes en políticas de igualdad. El registro de los planes de igualdad para poder hacer un seguimiento de las medidas que negociamos.  Y es urgente mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras de los sectores de sanidad y dependencia. Estas son solo algunas de las medidas por las que trabajamos diariamente en FeSP UGT.

Y no. No se trata, como algunos argumentan, de un enfrentamiento contra los hombres. La igualdad es un principio democrático que nos afecta a todas y a todos. Por eso en UGT nos declaramos feministas. Compañeros y compañeras pararemos este 8 de marzo. El igualdad las cosas claras!

Julio Lacuerda

Secretario General de FeSP UGT

Feb 08 2019

#HechosYa

Publicado en FSP UGT
El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha clausurado hoy la Asamblea conjunta de UGT y CCOO en la que cerca de 10.000 delegados y delegadas de ambas organizaciones han reivindicado el reparto equitativo de la riqueza y la recuperación de los derechos sociales y laborales sustraídos.
 
Álvarez ha exigido al Gobierno y a los partidos que apoyaron la moción de censura a Mariano Rajoy que “inicien el camino de los cambios y que se materialice de una vez por todas, lo avanzado en las mesas de negociación”.
 
“Es absolutamente necesario pasar de las palabras a los hechos y publicar las negociaciones en el Boletín Oficial del Estado”, ha añadido.
 
Pepe Álvarez ha manifestado que algunas propuestas del Ejecutivo, como establecer la prevalencia del Convenio de Sector sobre el de empresa, recuperar la ultraactividad de los convenios o implantar el control horario de la jornada laboral, “van en la buena dirección”. Pero “llevamos más de cuatro años de crecimiento económico y la recuperación no llega a los trabajadores y trabajadoras, el reparto de la riqueza es más desigual e injusto y la patronal no está aplicando los incrementos salariales acordados en el AENC”.
 
“Tras la devaluación de salarios no ha habido una recuperación del poder adquisitivo y tampoco ha habido recuperación de derechos sociales y laborales. Estas son las cuestiones que deben volver a ocupar el centro del debate”.
 
El Secretario General de UGT ha subrayado que “es básico aprobar los PGE” y ha recordado que “medidas como el incremento del SMI a 900 euros y del subsidio para mayores de 52 años con elementos clave para el reparto de la riqueza, pero son necesarios más recursos en salud, educación o dependencia o empezar a implantar cuestiones acordadas ya como la recuperación de la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, la ultraactividad de los convenios o el control horario”.
 
Movilización en tres frentes
 
Pepe Álvarez ha destacado que “esta movilización quiere servir de contrapeso a las presiones que recibe el Gobierno y que les impide avanzar. Queremos romper el bloqueo sistemático de todas las reformas que ejerce la mesa del Congreso”.
 
“Por eso hemos convocado movilizaciones en tres frentes: en el ámbito de la Negociación Colectiva, la patronal debe cumplir los compromisos adquiridos y aplicar la nueva política salarial acordada; en marco del Diálogo Social, el Gobierno debe cerrar acuerdos con UGT y CCOO y avanzar en la recuperación de derechos y derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral así como la reforma de las pensiones llevada a cabo por el Partido Popular; y en el marco de la Igualdad, donde la lucha debe ser cada día”.
 
Acto por la Igualdad
 
El Secretario General de UGT ha destacado que “el Día Internacional de la Mujer debe ser un punto de inflexión. El próximo 8 de marzo debemos volver a parar el país, poner en valor el papel de la mujer trabajadora y volver a convertir esta jornada de lucha en un día de hombres y mujeres por la igualdad”.
 
“Por eso hemos convocado asambleas previas al 8 de marzo, así como paros de dos horas por turno. Para reivindicar medidas urgentes para la eliminación de las violencias machistas, hacer efectivo el diálogo social e impulsar la negociación colectiva, reforzar y garantizar instrumentos y recursos de vigilancia, control y sanción de la Autoridad Laboral, adoptar políticas que garanticen la corresponsabilidad entre mujeres y hombres así como medidas para lograr la representación paritaria en órganos de representación y decisión, establecer un modelo educativo igualitario y fortaleces los servicios públicos, ratificar el Convenio 189 de la OIT sobre trabajo digno de las trabajadoras del hogar y garantizar la aprobación del Convenio Internacional sobre eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo”.
Ene 28 2019

"¿Se va a conformar este Gobierno con un Acuerdo heredado de Montoro?"

El II Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo, firmado por el Gobierno del PP y los sindicatos el pasado mes de marzo, supuso un hito para Función Pública porque dejaba vislumbrar con medidas concretas que la salida de la crisis económica era una realidad. Las empleadas y empleados públicos, los primeros en sacrificarse con recortes y congelaciones, se veían mínimamente resarcidos por un Acuerdo que contemplaba subidas salariales para el trienio 2018-2020. Ayer mismo el Congreso de los Diputados convalidó por mayoría absoluta el real decreto-ley por el que se aprueba la subida de al menos un 2,25% de la retribución de 2,5 millones de empleados públicos para este 2019, cifra a la que podrá sumarse un 0,25% ligado a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales.

Con todo, el secretario general de FeSP-UGT, Julio Lacuerda, admitía hoy que existe en el sindicato un grado elevado de desconcierto, ya que el Gobierno "ha cogido la cuerda del señor Montoro en materia salarial y lo ha cumplido estrictamente". La pregunta formulada por UGT es si el actual Gobierno quiere conformarse con un Acuerdo heredado o va a dar un paso más.

Hay numerosas materias contempladas por el Acuerdo que tienen que negociarse en sus respectivos ámbitos y existe un conflicto permanente en las diferentes mesas de negociación. Hay temas como la jubilación anticipada y parcial, la jornada laboral o los planes de igualdad que aún no han sido desarrollados.

Existen además algunos conflictos reseñables: los 7000 empleados públicos del Exterior, personal laboral que soporta el peso de las embajadas de nuestro país en el extranjero, llevan desde 2009 sin incremento salarial alguno. Estos trabajadores carecen además del derecho a elecciones sindicales.

Por otra parte, el conflicto de Prisiones afecta a 23.000 trabajadores, que llevan un año manifestándose y reivindicando sus derechos. "Los funcionarios y funcionarias de prisiones no son de los que abandonan fácilmente la lucha", ha reseñado Lacuerda. "Están luchando por la homologación de las condiciones de los trabajadores en todos los centros ("A igual trabajo igual salario"), no se puede consentir que cada prisión funcione de una manera diferente". Lacuerda ha anunciado que se presentarán enmiendas a los diferentes grupos parlamentarios. "El ministro del interior no puede seguir poniéndose de perfil ante este asunto durante más tiempo".

El secretario de FeSP-UGT ha lamentado también la excesiva judialización de la Función Pública, "como existen tantas interpretaciones diferentes, casi todo se tiene que resolver en los tribunales".

El sindicato ha hecho público un documento con sus propuestas específicas en materia de servicios publicos. 

 Puedes acceder al informe completo aquí

Ene 14 2019

"El Gobierno debe dar un paso más para recuperar los derechos perdidos de los empleados públicos"

En los próximos meses, la solución a los conflictos de Prisiones y del Exterior y la firma del IV Convenio Único marcarán la posición del sindicato en relación al Gobierno

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha convocado los sindicatos a la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas (órgano en el que están presentes UGT, CCOO, CSIF, ELA, CIGA, además de la FEMP y las Comunidades Autónomas) para comunicarles formalmente, tal como establece el EBEP, la subida salarial de al menos un 2,25% para los empleados públicos en 2019.

Según el Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y las condiciones de trabajo 2018-2020 firmado por UGT, los empleados públicos de las tres administraciones verán su salario aumentado a partir de enero de 2019 en un 2,25% como mínimo y hasta un 0,25% adicional según la evolución del PIB.

UGT ha planteado además a Función Pública algunos temas pendientes, como la convocatoria de una Oferta de Empleo Público destinada a reducir la temporalidad -que alcanza el 20% en Sanidad y Educación- , el desarrollo y la firma del IV Convenio Único para el personal laboral de la AGE –que afecta a unos 50.000 trabajadores- y la solución al grave problema de Instituciones Penitenciarias, que pasa por redimensionar las plantillas y equiparar los salarios del personal de todas los distintos centros penitenciarios. El conflicto corre el riesgo de enquistars tras varios meses de movilizaciones sin respuesta. UGT emplaza al Ministro del Interior a reabrir la negociación y buscar una solución al conflicto, y si no es capaz, que lo deje.

En cuanto a la OEP, se repiten las cifras de 2018 y se incluyen como sectores prioritarios los servicios vinculados a la violencia de género.

Al término de la reunión, Julio Lacuerda, Secretario General de la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT, ha declarado que "esta organización sindical ha preguntado al Gobierno si quiere ceñirse al Acuerdo firmado por el señor Montoro o quiere un Acuerdo más ampliio que recupere los derechos perdidos de los empleadoss públicos. En este sentido, dos asuntos a recuperar se han puesto sobre la mesa: la jornada laboral y la jubilación parcial y anticipada de los empleados públicos".

UGT también ha exigido a la Administración la solución inmediata del problema salarial del personal laboral de la Administración General del Estado que presta servicio en el Exterior. Se trata de un colectivo de más de 9.000 empleados públicos en el Servicio Exterior de España, que tienen sus salarios congelados desde 2009. UGT ha subrayado que es una vergüenza que este colectivo no se haya beneficiado de ninguno de los acuerdos salariales firmados por las organizaciones sindicales y los sucesivos gobiernos de los últimos 10 años. Del mismo UGT considera inconcebible que este colectivo no haya celebrado nunca elecciones sindicales; son los únicos trabajadores de España que no han podido elegir a sus representantes 33 años después de las primeras elecciones sindicales.