Nov 08 2019

Versión para impresiónVersión para impresión

Las mujeres españolas trabajan 55 días gratis, desde el 7 de noviembre, hasta final de año


  • Las mujeres españolas trabajan 55 días gratis, desde el 7 de noviembre hasta final de año, según los últimos datos de Eurostat, correspondientes a 2017, año en el que gobernaba el PP. Esto implica que las empresas se ahorran un total de 55 días en sueldos de trabajadoras, hasta el 31 de diciembre.
     
  • España es el segundo país donde más ha aumentado la brecha salarial (un 0,9%), mientras que, en el conjunto de la UE, la brecha ha descendido un 0,20%.
     
  • La brecha salarial persiste  en nuestro país por la resistencia de las empresas a aplicar la regla básica de igual salario por trabajo de igual valor, ya que les supone un consistente ahorro económico que engrosan en beneficios.
     
  • UGT reclama más celeridad en el avance de las políticas de igualdad e impulsar, de una vez por todas, ley de igualdad salarial para eliminar la discriminación y la brecha salarial por razón de sexo de forma eficaz y efectiva.
     

UGT relanza, a partir del 7 de noviembre, la campaña que desarrolla el sindicato todos los años desde 2016, para denunciar la brecha salarial entre mujeres y hombres, atendiendo a los datos de Eurostat que analiza salarios hora.

Así, este año las mujeres trabajan gratis en España desde el 7 de noviembre hasta final de año. Es decir trabajarán 55 días gratis a consecuencia de la brecha salarial (tres días más que el año anterior).

Según los últimos datos disponibles de Eurostat:

► España es el segundo país donde más aumentó la brecha salarial, un 0,9%, por detrás de Malta, donde se incrementó un 1,2% (no se han facilitado datos de Irlanda y Grecia)- Por contra, en el conjunto de la UE, la brecha ha descendido un 0,20%.

► De los 27 países analizados la brecha salarial ha descendido en 16, respecto al año anterior y en 10 ha aumentado.

► España registró una brecha salarial del 15,1% (según los últimos datos registrados por Eurostat). Por debajo de la media de la UE que se situó en el 16%.

► Teniendo en cuenta los días, En España las mujeres trabajan 55 días gratis, algo menos que la media de la UE (trabajan 58 días gratis)

Algunas observaciones y demandas:

► La última estadística disponible de Eurostat se refiere al año 2017, año en el que gobernaba el PP. Por tanto, no refleja los efectos de los avances legislativos que se han adoptado este año para reducir la brecha de género, en el ámbito laboral. Unos avances positivos pero que UGT ha calificado de insuficientes y es que varias medidas se implantarán de manera progresiva (así supone un avance la equiparación del permiso de paternidad con el de maternidad y la obligación de establecer planes de igualdad a las empresas de más de 50 trabajadores, pero es negativo que se ralentice al establecer su aplicación de forma progresiva hasta 2021)

►Desde el año 2012 hasta el año 2016, la brecha salarial en España fue descendiendo, en el año 2017 volvió a aumentar. La discriminación salarial es, de todas las discriminaciones que sufren las mujeres, la que más dificultades entraña para ser erradicada. El motivo solo es explicable desde el coste económico que tiene para las empresas erradicar dicha discriminación salarial, a la que llaman brecha. Otras discriminaciones que han soportado las mujeres, se han ido corrigiendo con medidas cuyo coste recae sobre la Seguridad Social o sobre las propias trabajadoras (reducciones de jor nada, las excedencias, o los permisos de cuidados, que pudiendo ser disfrutados por los hombres, tampoco ellos asumen el coste económico y de protección social que representan)

► Hace falta más celeridad en el avance de las políticas de igualdad e impulsar, de una vez por todas, ley de igualdad salarial para eliminar la discriminación y la brecha salarial por razón de sexo de forma eficaz y efectiva.

► Solo legislando adecuadamente será posible que las mujeres hagan efectivo su derecho fundamental a cobrar lo mismo que los hombres cuando realizan trabajos iguales o de igual valor. Además de una injusticia, supone un coste social y económico que este país no se puede permitir.

Oct 29 2019

 

El sector de la dependencia, en el que trabajan mayoritariamente mujeres inicia movilizaciones por el “nulo interés” de la patronales en la negociación del convenio colectivo estatal, tras llevar un año sin presentar una propuesta, según han explicado esta mañana la Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT Aragón y la Federación de Sanidad de CCOO Aragón. Ambos sindicatos han denunciado que existen doce categorías profesionales que no alcanzan los mil euros al mes y que las presiones y la sobrecarga de trabajo que padecen las trabajadoras están ocasionando el aumento de los problemas de salud y las bajas médicas, que rondan el 12 por ciento.

La secretaria del Sector Servicios Sociales y Servicios a la Comunidad de FeSP UGT Aragón, Angélica Mazo ha lamentado en una rueda de prensa la precariedad laboral en la que se encuentran estas trabajadoras, situación a la que se une las consecuencias de una legislación anticuada de la Comunidad autónoma que establece unos ratios insuficientes para prestar cuidados de calidad – Decreto 111/1992- y que no está adaptado a las necesidades de los dependientes. “El modelo de cuidados se ha entregado a las empresas y eso tiene cambiar” y ha asegurado que la atención que reciben las personas mayores es “buena” pero “gracias al sobre esfuerzo de las trabajadoras”.

En Aragón hay 10.000 trabajadores en el sector de la dependencia que desarrollan su labor profesional en residencias de mayores, centros de día, teleasistencia y ayuda a domicilio en la provincia de Teruel y más de 20.000 dependientes atendidos en Aragón.

UGT y COO participan en la negociación estatal del convenio junto a las patronales LARES, CEAP, FED, AESTE y ASADE. Los sindicatos exigen incrementos retributivos para que en el año 2021 ninguna trabajadora perciba salarios por debajo de los mil euros, respetando así el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva; la disminución de la jornada laboral anual – una de las más altas en convenios estatales con 1.792 horas anuales- así como, avanzar en permisos y licencias. La patronal no es sensible a ninguna de ellas y propone además la eliminación de derechos como suprimir el incremento salarial del IPC mientras no se firme el nuevo convenio y aumentar la carga de trabajo de los gerocultores a través del concepto de “polifuncionalidad” añadiendo tareas como poner el lavavajillas o incorporar tareas de limpieza.

A esta rebaja de las condiciones de trabajo se añaden la realidad en el día a día de los centros: la carencia de personal, que conlleva a una sobrecarga de trabajo, y que junto a la presión para hacer las tareas en tiempo (disponen de 12 minutos para levantar, asear y vestir a cada dependiente) les acarrea más problemas de salud y bajas médicas, sobre todo las relacionadas con lesiones musculoesqueléticas.  

Mañana, miércoles en la sede de UGT Aragón en la C/ Costa se informará de esta situación a las trabajadoras del sector y se anunciará la convocatoria de una concentración el próximo 7 de noviembre a las puertas de la sede de CEOE Aragón.

 

Oct 25 2019
Все самое интересное на сайте: http://stroi-rukami.ru http://hold-house.ru http://samodelkami.ruhttp://samodelkinov.ru http://pro-nedvijimosti.ruhttp://sdelaisebe.ru http://investment-money.ru http://grand-construction.ruGo to top of pagehttp://build-dwelling.ru http://mending-house.ru http://grand-builder.ruhttp://poleznii.ruGo to top of page http://samodelnii.ru http://samodelnaya.ru http://lavandamd.ru

FeSP-UGT pide al Gobierno en funciones acelerar el desarrollo del Acuerdo 2018-2020

 

La Federación de Empleados Públicos (FeSP) de UGT y el resto de sindicatos con representación en la Mesa de Función Pública han mantenido este jueves una reunión con Luis Planas, ministro en funciones de Política Territorial y Función Pública, para repasar puntos claves aún pendientes del Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y las condiciones de trabaj 2018-2020.

El sindicato ha señalado que el encuentro debe servir para que el Gobierno se comprometa a cumplir la totalidad de los acuerdos suscritos. Desde UGT se ha reclamado mayor celeridad para ejecutar las actuaciones acordadas en el Convenio Único del Personal Laboral y el reparto de los fondos adicionales ya presupuestados para los trabajadores de la Administración General del Estado.

UGT ha señalado que estos pactos sirvieron para empezar a revertir y restituir gran parte de los derechos y condiciones de los empleados públicos y su cumplimiento es ineludible detente quien detente el Gobierno.

Frederic Monell, secretario de organización de FeSP-UGT, ha considerado positiva la reunión, que ha servido para poner en valor el Acuerdo y hacer balance de los avances realizados en materia de empleo, salario y derechos.

"El encuentro ha servido para ver en qué punto estamos" -ha señalado Monell. "En materia retributiva, el Acuerdo nos ha permitido recuperar parte del poder adquisitivo perdido (en torno a un 3%); en materia de derechos, hemos recuperado la incapacidad transitoria, de tal manera que ponerse enfermo no significa perder dinero. También ha tenido desarrollo el permiso de paternidad. En cuanto al empleo, uno de los objetivos de Acuerdo era reducir el elevado volumen de temporalidad pero también crear empleo neto. Está en marcha, pero hemos reinvidicado imprimir algo más de celeridad a estos procesos; las convocatorias de empleo público tardan demasiado en poder desarrollarse".

Si fuera posible formar Gobierno antes de que finalice el año, la actual Administración en funciones se compromete a que vía Decreto los empleados públicos vean reflejada en sus nóminas la subida salarial prevista para 2020 ya desde enero.

Desde UGT pedimos también el compromiso a todos los partidos políticos que concurren a las elecciones para dar cumplimiento y desarrollo al contenido plurianual del Acuerdo en materia retributiva. "Vamos a ver qué ocurre el día 10; nosotros seguiremos trabajando independientemente de los procesos electorales para la mejora de las condiciones laborales y salariales de los empleados públicos", ha señalado Monell.

UGT tiene previsto reunirse con los partidos políticos para conocer de qué manera se va a dar cumplimiento a la subida salarial y garantizar el modo en que se hará efectivo.

Oct 22 2019

TUSDRECHOS

Gonzalo Pino inaugura las Jornadas Confederales de Acción Sindical y Negociación Colectiva 2020


El Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha afirmado que los principales objetivos del sindicato de cara a la negociación colectiva de 2020 “van a ser el incremento salarial medio pactado, lo que implica llegar a los 1.000 euros de salario mínimo por convenio; y el cumplimiento en todas las empresas de tres derechos fundamentales: SMI, Registro de Jornada y Planes de Igualdad”.

Gonzalo Pino ha realizado estas declaraciones durante la inauguración de la Jornada de Acción Sindical y Negociación Colectiva 2020 de UGT, donde ha señalado que, “firmamos un incremento salarial para este año del 2%, con carácter general, más un 1% ligado a la productividad. Pues bien, con los datos a fecha de 30 de septiembre de 2019, para un total de 8.609.808 trabajadores y trabajadoras con convenio registrado, el incremento salarial medio para este año es de media el 2,29%”. Es decir, “queda margen de mejora para cumplir con los criterios del AENC, hasta alcanzar ese 3% que parece razonable, en un contexto de expansión económica y de acumulación de beneficios empresariales como el que vivimos desde 2014”.

En este sentido, ha manifestado que “el incremento salarial de los convenios firmados en este año para comenzar su vigencia en la actualidad asciende al 4,02%. Vinculan a un total de 487 convenios y afectan a 1.025.098 trabajadores y trabajadoras. Y eso ha sido gracias a la negociación de los interlocutores sociales”.

Llegar a los 1.000 euros de salario mínimo en todos los convenios

El Secretario de Política Sindical de UGT también ha considerado “relevante” el acuerdo de fijar un salario mínimo por convenio que supere los 1.000 euros. “En nuestro estudio de los convenios hemos confirmado que son muchos los textos que superan este mínimo, tanto la cantidad como el anticipar el plazo para su entrada en vigor. Afectan a más de 1,5 millones de trabajadores y trabajadoras de las que tienen convenio de sector estatal”.

“Esto indica que nuestra acción sindical está impactando positivamente sobre las necesidades de las trabajadoras y trabajadores, pero también que tenemos que intensificarla para alcanzar a las que aún están por debajo de ese mínimo”, ha señalado.

Tres derechos que hay que cumplir: SMI, Registro de Jornada y Planes de Igualdad

Gonzalo Pino ha puesto en valor la campaña presentada por UGT en el día de ayer, “Tus derechos no se negocian, se cumplen”, para exigir el cumplimiento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el Registro de Jornada y los Planes de Igualdad “en todas las empresas, algo que aún no se cumple”.

“Es un reto de la acción sindical y de la negociación colectiva para 2020 dar respuesta al cumplimiento preferente de estos derechos y vamos a denunciar a las empresas que no los cumplan”, ha afirmado. “Este año, con la entrada en vigor del SMI de 900 euros, se han confirmado problemas en el cumplimiento de este mínimo de derecho necesario, en especial, en algunos convenios del campo”.

En este sentido, ha recordado que “pese a que la aplicación es directa, nos hemos visto obligados a denunciar en la jurisdicción social la situación en Canarias, Ciudad Real y Huelva y Almería. El incumplimiento de las patronales está perjudicando a un número elevado de personas, cerca de 70.000 trabajadores y trabajadoras”.

Además, ha reclamado “otras obligaciones que han de cumplirse en las empresas, que atañen a nuestros derechos en cuanto que trabajadores y trabajadoras también han de cumplirse, como son los planes de igualdad y el registro de la jornada de trabajo, que hasta algunas Administraciones Públicas dejan de cumplir”.

Otros retos para 2020

El Secretario de Política Sindical de UGT ha puesto sobre la mesa otros retos a los que se enfrenta la negociación colectiva en 2020, empezando por el del reparto. “El reparto de la renta, el reparto del trabajo, el reparto de las actividades en grupos profesionales coherentes y el reparto de responsabilidades familiares, la conciliación”.

Además, ha recordado que “para que la negociación colectiva cumpla con su función de seguridad y dinamismo, potenciando toda la energía social que es capaz de gestionar, se precisa de que cada sector productivo cuente con un convenio estatal que le dé cobertura; que contemos con delegados y representantes sindicales que reúnan la información sobre cada realidad y poder así mejorarla; que seamos artífices de buenos acuerdos, en todos los ámbitos; y que nos dotemos de una formación específica, adaptada y permanente, que dé respuesta a lo que tengamos que defender en cada momento”.


Noticia relacionada

► Salario Mínimo, Registro de Jornada y Planes de igualdad: tres derechos a cumplir por ley